Receta galletas con chips de chocolate

Creo que de toooodo el universo de galletas, éstas son las preferidas y las que se acaban siempre primero en algún evento. Porque nadie puede resistirse a la crocancia ni a esos exquisitos chips de chocolates que cuando vienen en abundancia uno agradece. Así que aquí les dejo una receta súper sencilla que demorarán menos de 1 hora entre preparación y horneado:

Ingredientes para unas 40 galletas:

· 420 gr de harina sin polvos, cernida.

· 200 gr de azúcar rubia

· 100 gr de azúcar granulada

· 2 huevos ligeramente batidos

· 225 gr de mantequilla sin sal a tº ambiente (si compras con sal, no añadas más sal a la preparación).

· 1 cucharadita de sal

· 1 cucharadita de esencia de vainilla

· 150 gr de chips de chocolate pasados por harina (saquen un poco de los 420 gr de harina para esto).

* También pueden reemplazar un 10% de la harina por cacao en polvo y les quedan aún más maravillosas! En este caso, 378 gr de harina sin polvos + 42 gr de cacao en polvo.

 

Preparación:

  1. Precalienta tu horno a 180ºC y prepara tu bandeja de horno.
  2. En un bowl batir la mantequilla con azúcar rubia y azúcar granulada hasta formar una crema.
  3. Añadir los huevos hasta obtener una mezcla homogénea. Añade también la esencia de vainilla y la sal.
  4. Ahora agrega la harina junto con los polvos en tandas, procurando que se integre bien la harina antes de añadir más. Una vez listo eso, añade los chips de chocolate (también puedes reservar algunos para ponerlos a mano encima de la masa).
  5. Forma bolitas en tus manos y aplasta la masa hasta obtener la forma que deseas. Recuerda que las galletas crecerán en el horno por efecto de los polvos de hornear así que procura no hacerlas tan grandes (a menos que quieras golosear con galletas enormes! jaja).
  6. Disponlas en tu bandeja de horno con una separación de unos 4 cm una de otra y llevalas al horno por aproximadamente 12 minutos. Depende del tamaño en que hiciste tus galletas pero debes sacarlas del horno cuando estén doradas.
  7. Saca la bandeja del horno y deja que enfríen. Yo sé que te va a costar aguantar este paso pero recuerda que al tener mantequilla las galletas solo estarán crujientes cuando enfrien.
  8. A disfrutar! Yo las he usado mucho como regalo porque se ven bonitas y es algo que se nota que está hecho a mano y con cariño.

Espero les guste la receta y recuerden que siempre pueden ir modificandola para ajustarla a su gusto!